Noche de invierno en la cual yo escribo esta canción.
El frio penetra mi cuerpo y las estrellas brillan paralelas unas con otras.
Afuera los atardeceres son azules y el cielo esta despejado.
Mientras yo aqui como un pavo
Miles de niños sin ningún centavo.
Me gustaría repartir el baguette que se quedo en la alacena
A cada niño que se quedo sin cena.
Mientras el frio transcurre
Se me ocurren diez mil locuras.
Me admiro de los poemas de Neruda,
Los versos de Arjona,
Y las rimas de Calle 13 que me dejan anonadado,
Como el arte impresionista de Francia
Y las obras de Da Vinci.
Me siento a pensar
Y me impresiona el paisaje
La gente y la distancia que me separa de mis dos hermanas.
Dentro de tantos pensamientos
Busco a Dios en la Bilbia.
Me di cuenta que el no estaba en la religión
Sino en la relación.
Es increíble que mi mente sea el campo de batalla entre Dios y el diablo.
Por momentos recuerdo mi rebeldia,
Por momentos recuerdo mi travesía.
No soy perfecto como cualquier se humano.
Me quedan cosas que aprender de esta vida.
Busco en mi odisea la calma a esta marea
Que me sube y me baja y luego
Me tira pa donde sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s