Desorbitados van mis sentimientos por ahí
Desbordandose por el desván
De la casa de las pasiones que se van.
Nunca tuvieron ni un desliz.
Se fueron así sin un desliz
Seguidos por ella.
En cada paso vigilias
En cada esquina observando.
En cada tienda, en cada retrato,
En cada obra.
A cada momento tropezaban con ella.
La que nunca los a soltado
La que los mantiene cautivos
La que siempre se queda
La soledad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s