La Idea del Amor

En la reticencia de tus besos
Encontré el camino al pecado.

En los juegos de tus manos,
Encontré perdición absoluta.

Ah… pero que bueno erá perderse,
En los tabúes de la vida,
En los misterios del placer.

Que bonito era perderse
En tus ojos,
La luz del campo,
La noche de la ciudad.

Que bonito era perderse,
En los bailes aquellos.
Donde la banda tocaba
Y vos bailabas.

Que bonito era el despojo
De los pensamientos del día
Pa’ hacer memorias por la noche.

Que bonita era la idea
De hablar contigo
Aunque fuera de nada.

Que bonito era,
Caminar contigo sin rumbo fijo
Pa’ mirar el horizonte.

Que bonita era la idea,
La idea del amor.

Como una noche de Van Gogh,
Las flores de Monet,
La locura de Dalí.

Así, algo así,
Es la idea del amor.

Sueños

¿Que misterio irradian?
¿Será porque están más cercanos a la noche?
¿Será porque están en mi subconsciente?

Sueños.

Son aquellos que empiezan en el suelo
Pa’ volar más alto que el cielo.
¿Estarán más cercanos a las estrellas?

Están cercanos al misterio de la noche,
Son como las estrellas,
Tan lejanos, pero siempre brillando.

¿Son alcanzables?
¿Son tangibles?

Son pocos los que llegan a alcanzarlos
Pa’ después plasmar su nombre
Entre las estrellas.

Son lo que me despiertan
Y me dejan en desvelo.

Son lo que quiero alcanzar,
Lo que me quiero proponer,
Lo que quiero realizar.

¿Estaré despierto
O será todo un sueño?

Contra la Marea

Contra marea y tiempo
Peleamos algunos,
Unos se hunden, otros flotan
Unos viven muriendo y otros mueren en vida.

Contra la marea van los sueños,
Distantes en el mar del futuro incierto,
Mostrándose por momentos
Entre olas airidas.

¿Serán las tormentas?
¿Serán los vientos?
¿Serán los truenos?
¿Lo que nos desvíe de la ruta?

La ruta endurecida por la marea,
Solo digna pa’ el capitan y su proa.

Encabezando el galeano,
Contra la marea.