La Isla

¿Cómo no puedo esperar con ansias el regreso de tus labios?
¿Cómo podría no embriagarme en tu perfume?
¿Cómo?! ¡Decime! ¿Cómo?

¿Cómo no pensar en las noches?
Cortas por tu presencia.
¿Cómo no querría yo morder esos labios?
¿Cómo si fuesen míos?

¿Cómo no podría desear yo
Perderme tanto entre tu piel,
Entre tus brazos y tus piernas?

¿Qué no daría yo por conocer el misterio de tus ojos?
Para morderlo en tus labios.
¿Qué no daría yo por entregarme a tu cuerpo?
Hasta que el cielo escampe
Y solo pueda ver tu rostro.

Es una lástima,
No poder tenerte en mis brazos todavía.
Para reconocer cada rincón
De la isla de tu cuerpo.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s