Ella tenía los ojos verdes,

Parecían de jade.

En sus ojos podía ver el mar,

Parecía sirena.

Con alma de aventurera

Y espíritu libre.

Así me acuerdo de ella.

Fueron breves los momentos que estuvimos juntos,

Pero en esos instantes llegué a conocer el cielo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s